Siete consejos para disfrutar del sol reduciendo riesgos

siete-consejos-reducir-riesgo-sol

Llega el calor, las playas y las piscinas comienzan a llenarse de gente para exponer sus cuerpos al sol y LUCIR ANTES QUE NADIE UN BONITO BRONCEADO! Y es en este punto dónde debemos pararnos, pensar… y tomar las medidas adecuadas. En la ciudad, en la playa o simplemente durante una ruta por la montaña, la piel queda expuesta a una luz demasiado intensa. La piel tiene memoria, por lo tanto es muy importante evitar quemaduras protegiéndola adecuadamente, ya que la luz puede dañar y alterar las células de la piel y provocar ciertos tipos de cáncer de piel a largo plazo.
 

Las quemaduras que se producen por no haber sometido la piel a una protección adecuada provocan desagradables síntomas, ardor, sensación de calor y picor. Una exposición prolongada, sin protección ni hidratación, afecta severamente al cuerpo, pudiendo llegar a provocar fiebre, náuseas y problemas circulatorios. No obstante, si nos protegemos y seguimos algunas recomendaciones básicas, podremos disfrutar de forma segura del sol.

1. Evita el sol a mediodía
Hay que evitar la exposición al sol durante las horas centrales del día, por lo que recomendamos que si realizas alguna actividad al aire libre, ésta sea por la mañana o por la tarde. Permanecer a la sombra cuando la luz del sol es muy fuerte es un buen comienzo, pero incluso así, sigue existiendo riesgo de sufrir una quemadura.

2. Utiliza la protección solar adecuada
El uso de crema solar es fundamental, pero lo más importante es elegir un factor de protección adecuado y que se adapte al tipo de piel y a la intensidad de los rayos UVA.

3. Usa suficiente protector solar
Es importante ponerse crema regularmente, el protector solar se elimina con el sudor, con el roce de la tela o al bañarse, así que no tengas miedo en renovar la protección cada cierto tiempo.

4. Protégete con antelación
Una vez aplicada la crema, se debe esperar entre 20 y 30 minutos antes de tomar el sol. Esto es debido a que no todos los protectores actúan de inmediato y algunos tardan unos minutos en hacer efecto.

5. Evitar el uso de cremas solares poco fiables
Elige siempre protectores solares de confianza. Hay productos que anuncian un 100% de protección contra los rayos ultravioleta dañinos para la piel, pero no es así, existe un cierto porcentaje de la radiación que siempre llega a la piel a pesar del uso del protector solar. No te fíes.

6. La ropa también te protege
Es una alternativa o complemento del protector solar adecuado, la ropa también puede proteger la piel: los pantalones largos y las camisas ofrecen una protección eficaz contra los componentes de la luz solar. Además, se aconseja usar un sombrero o una gorra.

7. Usa gafas de sol
Los ojos también necesitan una protección adecuada contra la radiación solar. Es muy importante usar gafas de sol homologadas. La marca CE, certifica que las gafas son apropiadas para proteger los ojos contra las quemaduras del sol y que el producto cumple con las directivas europeas aplicables. Además, fíjate en la categoría del filtro, la 1 es para un resplandor bajo pero una buena protección y la categoría 4 es para un brillo alto y una protección aún mayor. Para que las gafas de sol sean de calidad no tienen por qué ser caras.

Nuestra piel es importante, por ello, siempre que necesites ayuda, no dudes en preguntar a profesionales que respondan a tus preguntas y te ofrezcan consejos de calidad.

Leave a Comment

Your email address will not be published.