“Tu piel tiene más memoria de la que crees”

¿Cuántos años tenías cuando te quemaste los hombros por primera vez? Siempre solemos ver a las madres proteger a sus bebés con cremas con altas protecciones solares. Sin embargo, conforme los años pasan parece que empezamos a priorizar el tono de nuestra piel y dejamos de lado los daños que nos puede causar porque aunque no lo creamos la piel tiene memoria.

Conseguir un bronceado en esa semana de vacaciones en la playa, es prácticamente un objetivo de muchas personas actualmente. No importa las horas que tengan que pasar bajo el sol con ese infalible método “vuelta y vuelta” que tanto nos suena.

Pero seguro que también habrás escuchado más de una vez esto de “Ahora no le das importancia a esas quemaduras, pero dentro de unos años veremos…” y justo de eso queremos hablaros en este blog. ¿Qué hay detrás de esa memoria de la piel?  Y sobretodo, ¿Hasta qué punto es cierto?

¿Cuándo y cómo empieza todo?

Los estudios dermatológicos dicen que para entenderlo correctamente, debemos ir hasta el desarrollo del embrión. Es en el ectodermo (la capa externa del embrión) dónde se encuentran los distintos tejidos epiteliales. A partir de queratinocitos, las células predominantes de la epidermis, se crean neuronas. Y es por eso, que nuestra piel con el paso del tiempo tiene recuerdos táctiles y lesiones. Así que, se podría incluso hablar de una memoria sensorial. 

¿Cómo le afecta el sol?  

Es cierto que pasar de 10-15 minutos diarios al sol nos aporta la cantidad necesaria de vitamina D. Pero eso no quiere decir que tenga que ser en las horas más intensas de sol, ni que tengamos que pasar mucho más tiempo frente a Lorenzo. Las quemaduras solares debido a una sobreexposición o a no utilizar la suficiente y adecuada protección, tienen riesgos que se consideran lesiones y en muchos casos no tienen solución. Entre ellas, destacan los melanomas, la aparición de manchas, pecas y lunares. Además, se estima que el 90% de las arrugas aparecen por un envejecimiento de la piel causado por el sol. 

Una piel sana 

Constancia, Conocimiento y Cuidado. Esa es la clave para conseguir una buena salud corporal y facial. Son muchas las celebrities, que escuchando los consejos de profesionales, se toman muy en serio el cuidado de su piel como parte de sus rutinas. Así lo afirmaba la gran Cindy Crowford en una entrevista que le realizaron en 2020. 

“He aprendido que [el cuidado de la piel] es como hacer ejercicio. Si haces ejercicio una vez, no ves una gran diferencia. Pero si haces ejercicio con regularidad durante años, sí la ves. Creo que el cuidado de la piel es lo mismo. Así que he convertido el cuidado de mi piel en parte de mi rutina.”

En definitiva, el cuidado de la piel no es ninguna broma, es por eso que el equipo de Esther Roselló nos tomamos esta labor de manera seria y profesional. Siempre realizamos un diagnóstico personalizado previo a realizar cualquier tipo de tratamiento. Cada piel es un mundo, y nos gusta dar con la solución perfecta para esa necesidad concreta de cada una de ellas. Desde luego, protegerse bien del sol, es uno de esos cuidados que empiezan en casa, como realizar ejercicio regularmente y seguir una alimentación basada en vitaminas y nutrientes. 

 
Referencias: 
https://www.lavanguardia.com/vivo/longevity/20210618/7539344/memoria-piel.html 
https://www.elmundo.es/comunidad-valenciana/2015/06/09/5576f9e722601df3328b4587.html 
https://okdiario.com/lifestyle/protector-solar-que-pasa-piel-si-no-te-aplicas-crema-tomar-sol-7532912 
https://www.womenshealthmag.com/es/moda-belleza/a37063961/cindy-crawford-rutina-pelo-piel/

Leave a Comment

Your email address will not be published.